Repensar la minería en Atacama, ahora

Repensar la minería en Atacama, ahora

Like
121
0
Jueves, 13 Agosto 2020
Opinión

El pasado viernes 7 de agosto las tres CUT provinciales de la región de Atacama, en conjunto con destacados representantes del sindicalismo minero, de nuestra región, se reunieron para analizar Minería y territorio en la región de Atacama, considerando pandemia, uso de recursos naturales y beneficio de condición reactivadora de economía”.En un profundo análisis de nuestra historia minera, al beneficio que hemos obtenido de la explotación minera como habitantes de la región y el efecto que ha generado en nuestro medio ambiente, cuestionando las resultantes en función de la pandemia que hoy nos aflige.   

Podemos decir, desde el mundo sindical minero, que el derecho que tienen los habitantes de un territorio de hacer uso de sus recursos naturales para generar mejores condiciones de vida, es vulnerado por el marco constitucional que rige nuestro país, concentrando riquezas en el poder económico y dejando a la fuerza laboral, las y los trabajadores, coartados de vivir en un medio ambiente libre de contaminación, sin justas compensaciones materializadas en impuestos y tributaciones, que le permitan al Estado jugar un rol más solidario para generar una mejor calidad de vida y un mejor desarrollo social en salud, educación, vivienda, trabajo, entre otros muchos derechos, que el empresariado desde las remuneraciones a las y los trabajadores, no resuelve. “EL PAGO DE CHILE”, mismo que niega el valor histórico de la minería en Atacama y la condición de patrimonio de nuestros mineros.

El tremendo avance de la clase trabajadora para alcanzar un seguro que cubra los accidentes y enfermedades con causa y ocasión del trabajo, materializado en la Ley 16.744, ha sido reducido a una mera industria más del mercado de la salud. Convirtiendo sus decretos y reglamentos en meros actos administrativos, desvalorizando el derecho a saber, la participación tripartita en los temas de seguridad laboral. Política sistematizada que impide que Chile ratifique el Convenio 176 de la OIT, sobre seguridad minera.

En este dramático cuadro de precarización del trabajo, nos encontramos con una pandemia mortal COVID 19, que ha tenido repercusiones gravísimas, sin un gobierno que tome y aplique medidas eficientes, discutidas y consensuadas con el mundo sindical minero, para ser aplicadas en faenas. Cuestión que han causado efectos lamentables, tanto en la salud física como mental.

Con un empresariado que ha visto esta pandemia como la gran oportunidad para sacar el mejor provecho a la actual condición favorable de los precios de los metales, ajustando sus dotaciones y precarizando el empleo a través de la sub contratación, lo que le permite mantener su producción, bajar costos y aumentar sus utilidades. Y en el caso de la minería de Estado, generar condiciones favorables que hagan viable la privatización de los últimos enclaves de la nacionalización del cobre.

Denunciamos que el actual protocolo COVID 19 del MINSAL no se preocupa del aspecto sicológico del trabajador con covid positivo, sospechoso o contacto estrecho, dejando en total desamparo a la persona y su grupo familiar. Como así también, no se preocupa de la contención sicológica del equipo de trabajo donde se desempeña el trabajador.

Ante ello nos proponemos, en lo inmediato, fortalecer la orgánica y unidad de los sindicatos, federaciones y confederaciones mineras, para ser más incidentes en los debates tripartitos, como el convocado por la subsecretaria de Minería y, en nuestra región, llamar a la conformación de una mesa de diálogo tripartita sectorial, entre el Estado (a través de la Dirección del Trabajo y de los Seremis pertinentes), las empresas y los sindicatos, a objeto de que la opinión de los trabajadores sea escuchada, procesada y considerada realmente, al momento de evaluar medidas sanitarias, de higiene y seguridad. Buscando la unificación de criterios en un protocolo sanitario COVID 19, sectorizado a minería, aplicable y exigible en todas las faenas.

Sin dejar espacio a la impunidad, elaboraremos una demanda colectiva en contra de los organismos administradores de la Ley 16.744, por la pésima gestión realizada en crisis de pandemia, lo que perjudica a todos los trabajadores y trabajadoras de la minería en la región, además de consignar que se han transformado en verdaderas empresas con fines de lucro, algo muy distinto para lo cual fueron creados.

Como conclusiones finales, al repensar la minería, tomamos posiciones para un crecimiento económico sustentable y en pos del desarrollo social del territorio, las cuales pasan por, mantener la demanda histórica en pos de la renacionalización del cobre y la exigencia de la ratificación del Convenio 176 de la OIT, para la seguridad minera, al Estado de Chile.

Declarar a los mineros pirquineros, por el respeto que se merecen, patrimonio vivo de Chile y, desde su lógica de subsistencia, generar los conceptos de explotación sustentable de los recursos mineros, con absoluto respeto al medio ambiente y a las más estrictas normas ambientales internacionales. En esta línea, defender Codelco Estatal y la continuidad del Proyecto Rajo Inca, en total respeto y cuidando con el Medio Ambiente y sus comunidades, apoyando la iniciativa de la CUT Provincial Chañaral, de la conformación del Comando de Defensa de Codelco Estatal y Proyecto Rajo. Con el fin que la proyección de 40 años de producción, sean en pos del desarrollo social de nuestra región en justa compensación al uso de nuestro territorio y recursos naturales.

Todas estas proyecciones, tendrán mejor camino si logramos el más rotundo APRUEBO, al plebiscito constituyente de octubre y la instalación de legítimos representantes del mundo sindical, como delegados en la convención constituyente.

share

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *